¿Es la creación un oficio exclusivamente solitario? ¿Vivimos en una sociedad que nos encierra en un círculo para que cosechemos solo nuestra individualidad? Durante un tiempo los seres humanos nos habíamos vuelto especializados. El escritor se dedicaba solo a escribir y el pintor probablemente solo conocía cómo lanzar una pincelada. Nosotros nos rebelamos contra eso. Creemos que el hombre depende cada vez más del otro, por tanto, requiere herramientas provenientes de diferentes corrientes, no solo del arte, sino de las ciencias y la filosofía. Rechazamos expresamente que se nos impongan formas de trabajo. Nosotros elegiremos y crearemos los métodos necesarios para alcanzar la meta esencial: la creación.

Por ello, este espacio funciona como un método para divulgar las ideas y expresiones de diferentes corrientes. Este espacio se alimenta de esos contenido que emprenden un camino diferente a los ya establecidos.

4Dromedarios