Trinchera: un poema en resistencia

Este poema fue escrito por uno de los manifestantes de las protestas de 2017. 

IMG_20180113_163934.jpg

Altamira será siempre la trinchera

para las palomas heridas que

salieron de sus nidos en busca de la paz


 

Altamira la grande, obelisco de piedra,

símbolo que rinde honor al sol amado


 

La estrella hermana de la espuma,

la garza y la rosa


 

Llevan las madres sus rosarios ante la

Virgen Inmaculada que llora con

ellas la partida de los hijos que se

fueron a luchar por Venezuela

para no volver


 

En Altamira se posa el verano


 

En Altamira los árboles sacudieron

sus melenas ante el grito del himno

de la patria amada


 

Altamira será siempre el escenario

del canto, del libro, la lucha,

la lágrima y el triunfo


 

En Altamira siempre resistirán los

que luchan con el corazón,

corazón herido, corazón de ceniza,

corazón bañado de dolor


 

La sombra del gran hermano y camarada nos roba,

y de sus manos perversas, corrompidas,

broto la sangre


 

Roja, rojas son las heridas

del palpitante pecho de

nuestros jóvenes


 

Vivos quedarán en la memoria

los que luchan con resistencia

contra las fauces del

siniestro gobierno castrista


 

Y, en el crepúsculo, junto

al Ávila, será Altamira

la plaza gloriosa de la resistencia

 

David Manri