Decálogo del género policial

Decalogo.png

Marco Tarre Briceño

1.         Premisa general: Leer lo más posible. Sentarse en un parque, una plaza o al lado de una avenida para observar a la gente. (Cosa que no puede hacerse en Venezuela). Las historias siempre están allí.

2.         Tener una idea bien clara de la historia que se quiere contar. La historia, o la forma de contarla debe ser original, novedosa, impactante. Establecer la estructura, es decir, la forma literaria que se utilizará para contar la historia.

3.         Al escribir, ponerse siempre en el lugar del lector, de lo que le gustaría e interesaría estar leyendo. Escribir para que la gente, mucha gente, te lea. No escribir para ti mismo, un grupito de amigos o un círculo de críticos

4.         Atrapar al lector desde la primera línea. La historia debe de ser creíble y comprensible para el lector.

5.         Si utilizas diálogos, que sean como la gente habla de verdad, en su entorno de sitio o de tiempo.

6.         No metas opiniones o puntos de vista del escritor en la trama.

7.         Las descripciones de lugares y acciones de la trama deben ser simples y directas. Si puedes aspirar a un nivel mas elevado, estas pueden tener algo más de riqueza, casi de poesía, pero que ayuden a la historia y no la oculten detrás de un regodeo de palabras o frases bonitas.

8.         Evitar errores en detalles. Siempre habrá un lector con mayor información sobre temas específicos que podrá evidenciar un error. Escribe con Google abierto en tu pantalla para buscar la información de sitios, hechos, detalles necesarios para darle credibilidad a la historia.

9.         Respeto hacia el lector. No dejar cabos sueltos ni dudas o preguntas sin explicación.

10.       La historia debe tener un buen final, preferiblemente inesperado, sorpresivo, que el lector no haya previsto.