Slavko Zupcic gana el XVIII Premio Anual Transgenérico

Slavko.jpg

El escritor Slavko Zupcic (Valencia, 1970) resultó ganador del XVIII Premio Anual Transgenérico organizado por la Fundación para la Cultura Urbana por su obra Curso (rápido y sentimental) de italiano


El veredicto, anunciado por un jurado compuesto por Inés Quintero, Carlos Sandoval y Alberto Hernández, determinó que de las 180 propuestas que se presentaron para el concurso la obra de Zupcic "permite conocer la vida de un personaje entrañable que se mueve por territorios donde la memoria hace del mundo sustancia de todas las cosas, y al decantado del tiempo deriva natural de la sabiduría cuando se le entiende como sentido cardinal de la existencia". 


En Curso (rápido y sentimental) de italiano, se "materializan varias historias de amor, por lo común frustradas, con base en una estructura en la que se despliegan tres instancias: los avatares del protagonista enfrentado a la muerte de algunos de sus afectos físicos y espirituales, las anotaciones de un mínimo diario que da cuenta de su realidad mental, y el entramado de numerosos y sintéticos argumentos de pasiones amorosas nacidas en el vaivén de fortuitos encuentros interculturales", afirma la sentencia. 

La obra narra la historia de Youseff Benalfi, un filólogo que vive en España pero se muda a Salerno, Italia, para recuperarse de la pérdida de su hermano, Ahmed. Y lo logra gracias a un programa de extensión académica de la universidad. Además, se descubre a sí mismo y se enamora.

Como mención especial, el jurado reconoció a Francisco Camps Sinza por Tradiciones, donde el amor, la infancia y las relaciones humanas convergen en una historia donde "se plasman de manera solvente y efectiva, en un estilo potente y a ratos matizado por un preciso tono lírico". 


Zupcic, actualmente residenciado en Barcelona, España, es médico psiquiatra y ha escrito varios libros como Cementerio de médicos (2018), Máquinas que cantan (2005) o el poemario para niños Escúcheme Señor Sol (1989), y ha sido ganador de la Bienal de Literatura Infantil Luis Bouquet (1987), y la Bienal José Rafael Pocaterra (1988).


Como premio, se publicarán 1.000 ejemplares de su libro, así como una remuneración en metálico aún no precisada.