Boga

Obras de Helena Arellano Mayz en Becerra Guzmán Galería

Danse en conjunto.jpg

Una serie de grabados que evocan el fluir del movimiento de cuerpos en el espacio, conforman la exposición individual Danza, de la artista venezolana Helena Arellano Mayz, la cual será inaugurada el domingo 10 de marzo de 2019 a las 11 am en los espacios de Becerra Guzmán Galería, en el Centro de Arte Los Galpones.

 

Con el papel como soporte, la muestra sugiere un fluir en líneas dinámicas, en un ir y venir de instantes contorsionados, de gestos de encuentros y desencuentros, como afirma la artista en el texto que acompaña su reciente propuesta. “En el espacio del papel quedan huellas —alusión a la agilidad— en trazos sinuosos que se superponen como fuerzas que se rozan, se juntan y se separan. Se enlazan y se entretejen, cual cuerpos en movimiento”, escribe.

 

De acuerdo a Helena Arellano, en esta exposición las líneas, que siempre han jugado un papel primordial en su obra, evocan la expresión de los cuerpos, como el devenir del ser en la cuadrícula de tiempo-espacio, o la música en el pentagrama de una partitura musical. “Una alusión a bailarines (masculinos y femeninos) en dos tonos que se superponen produciendo matices, gestos entrelazados, cruces de energías que se entrelazan con vivacidad en una danza”.

 

Sobre fondos de “monotipos” elaborados en papeles de algodón la artista ha compuesto una danza –según sus propias palabras– con trozos de papel japonés previamente impresos a partir de planchas, en las que “el collage, la composición y la ‘coreografía’ de estos ‘cuerpos’ en el espacio del papel fue aleatoria, cual bailarines en dúos, combinaciones o en cuerpos de baile. El resultado de cada pieza es una obra única dentro de un conjunto (...) En esta muestra, el sentido fue interpretar un ‘baile’, plasmar la tensión de la energía del movimiento, en interrelación”.

 

Artista y escritora, Helena Arellano Mayz posee una trayectoria artística de más de tres décadas, durante las cuales ha participado en varios salones y exposiciones colectivas, como el Salón de fotografía del MACCSI (1986), IV Salón Pirelli (1999), XXV Salón de Aragua (2000), y Bienal de Miniaturas Gráficas Luisa Palacios, Sala CAF, Caracas (2003, 2004, 2005, 2006 y 2008) en la que obtuvo el Premio CAF portada de catálogo en 2008, Salon de l’Estampe et Livres Anciens,Paris, Francia (2014, 2015), entre otras. En muestras individuales exhibió Danse, en Galerie Documents 15, París, Francia (2018);  Japan Jazz II, en Galeria GSiete, Caracas (2016); Japan Jazz, en la Galerie Documents 15, París (2014); Trazos y trazas en la Galería GSiete (2012) yTesitura Musical en la Residencia Francia (2012), entre otras.

 

La obra de esta artista podrá ser apreciada en la exposición Danza, que se estará presentando desde el 10 de marzo hasta mediados de mayo de 2019, en los espacios de Becerra Guzmán Galería, galpón 7 del Centro de Arte Los Galpones, en la avenida Ávila con 8va transversal, Los Chorros, Caracas. El horario es de miércoles a sábado, de 10 am a 5 pm y los domingos de 11 am a 4 pm. La entrada es libre.

Rodrigo Blanco Calderón entre los 10 finalistas al III Premio Mario Vargas Llosa

rodrigo-blanco.jpg

El escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón está entre los 10 finalistas que aspiran al III Premio Bienal Mario Vargas Llosa, creado por la Cátedra Vargas Llosa y que se entrega en Lima, Perú.

The Night narra la historia de decenas de personajes alrededor de la vida del poeta Darío Lancini. Durante el transcurso del relato, el autor salta del presente al pasado y contrasta dos países, uno sumido en el deterioro, cuyo foco son la violencia y la crisis eléctrica, y otro, el del siglo XX, en el que los personajes liberan batallas ideológicas.

Blanco Calderón compite con los españoles Antonio Soler (por su novela Sur) y Manuel Rivas (Ordesa), la colombiana Laura Restrepo (Los divinos), la nicaragüense Gioconda Belli (Las fiebres de la memoria), el peruano Gustavo Faverón (Vivir abajo), la ecuatoriana Mónica Ojeda (Mandíbula) y los mexicanos Álvaro Enrigue (Ahora me rindo y eso es todo), Alberto Ruy Sánchez (Los sueños de la serpiente) y Mónica Lavín (Cuando te hablen de amor ).

Al galardón, dotado con 100.000 dólares, se han presentado 426 obras provenientes de 20 países.

La novela del escritor venezolano obtuvo el año pasado el Premio de la Crítica y en 2016 el Rive Gauche de París. Además, fue ganador de la 61º edición del Concurso de Cuentos de El Nacional con su relato "Los golpes de la vida".

Antología de Juan Sánchez Peláez inaugura una colección dedicada a la poesía venezolana

Foto: Archivo Fotografía Urbana

Foto: Archivo Fotografía Urbana

La Fundación para la Cultura Urbana (Venezuela) fue creada con el objetivo de brindar una sólida plataforma de difusión para el trabajo de creación, investigación y reflexión vinculado a la cultura urbana. En este contexto estableció un acuerdo con la editorial española Visor para coeditar a partir de 2019 dos libros al año de poetas venezolanos contemporáneos.

 

El primer libro de este importante proyecto editorial ya está a disposición de los lectores en la colección Visor de poesía y se trata de una cuidada antología poética de Juan Sánchez Peláez, coordinada por la investigadora y ensayista Marina Gasparini Lagrange y con prólogo de Alberto Márquez. La edición tiene un tiraje de 1.500 ejemplares.

 

La Fundación para la Cultura Urbana y la editorial Visor establecieron este acuerdo con el propósito de propiciar la difusión de la obra de poetas venezolanos que en sus libros hayan expresado con rigor y excelencia la claridad de su voz poética. Tal como señala Gasparini Lagrange: “Deseamos acompañar el desconcierto de la realidad del país en este siglo XXI con la experiencia y la palabra que la poesía ofrece a sus lectores. Estamos hablando de un país que como dijo Rafael Cadenas en una oportunidad, está hoy en todas partes formando parte de la diáspora”.

 

El proyecto se inicia con un merecido homenaje a uno de los maestros de la poesía venezolana: Juan Sánchez Peláez. El lenguaje de Sánchez Peláez va de la exuberancia de sus primeros libros al despojamiento verbal de sus últimos títulos. Su palabra, concisa y a la sombra de la soledad, nos  habla con la intimidad de sus visiones y su sabiduría, en el tono del susurro que no cesa en su reverberación.


Juan Sánchez Peláez, como acertadamente dijo Adriano González León, abrió las puertas a un lenguaje resonante, iluminado, con una fuerza y una libertad en sus asociaciones que ha permitido que su obra sea leída como la luz de las antorchas que en medio de las tinieblas conduce al viajero extraviado hacia el jardín de las delicias.

  

Con la edición de estos títulos ambas editoriales desean propiciar el encuentro de lectores de habla castellana con una de las poesías menos conocidas en Iberoamérica. Así, es con la conciencia del poder revelador y transformador de la palabra poética que este proyecto editorial presentará en España los trabajos de algunos poetas venezolanos y como bien señala su coordinadora editorial de esta serie, Marina Gasparini Lagrange, “esperamos que ellos encuentren una comunidad de lectores y escritores curiosos de una obra que hoy por hoy, en todos los escenarios donde se descubre, es motivo de interés”.

Slavko Zupcic gana el XVIII Premio Anual Transgenérico

Slavko.jpg

El escritor Slavko Zupcic (Valencia, 1970) resultó ganador del XVIII Premio Anual Transgenérico organizado por la Fundación para la Cultura Urbana por su obra Curso (rápido y sentimental) de italiano


El veredicto, anunciado por un jurado compuesto por Inés Quintero, Carlos Sandoval y Alberto Hernández, determinó que de las 180 propuestas que se presentaron para el concurso la obra de Zupcic "permite conocer la vida de un personaje entrañable que se mueve por territorios donde la memoria hace del mundo sustancia de todas las cosas, y al decantado del tiempo deriva natural de la sabiduría cuando se le entiende como sentido cardinal de la existencia". 


En Curso (rápido y sentimental) de italiano, se "materializan varias historias de amor, por lo común frustradas, con base en una estructura en la que se despliegan tres instancias: los avatares del protagonista enfrentado a la muerte de algunos de sus afectos físicos y espirituales, las anotaciones de un mínimo diario que da cuenta de su realidad mental, y el entramado de numerosos y sintéticos argumentos de pasiones amorosas nacidas en el vaivén de fortuitos encuentros interculturales", afirma la sentencia. 

La obra narra la historia de Youseff Benalfi, un filólogo que vive en España pero se muda a Salerno, Italia, para recuperarse de la pérdida de su hermano, Ahmed. Y lo logra gracias a un programa de extensión académica de la universidad. Además, se descubre a sí mismo y se enamora.

Como mención especial, el jurado reconoció a Francisco Camps Sinza por Tradiciones, donde el amor, la infancia y las relaciones humanas convergen en una historia donde "se plasman de manera solvente y efectiva, en un estilo potente y a ratos matizado por un preciso tono lírico". 


Zupcic, actualmente residenciado en Barcelona, España, es médico psiquiatra y ha escrito varios libros como Cementerio de médicos (2018), Máquinas que cantan (2005) o el poemario para niños Escúcheme Señor Sol (1989), y ha sido ganador de la Bienal de Literatura Infantil Luis Bouquet (1987), y la Bienal José Rafael Pocaterra (1988).


Como premio, se publicarán 1.000 ejemplares de su libro, así como una remuneración en metálico aún no precisada. 

Roma opacó a The Favourite en los Bafta

Roma.jpg

The Favourite, del griego Yorgos Lanthimos, consiguió siete Bafta en la 72 edición de los premios del cine británico, pero Roma, del mexicano Alfonso Cuarón, consiguió el principal, el de mejor película.

La película mexicana ganó además el de mejor película en lengua no inglesa, el de mejor director y el de mejor dirección de fotografía, estos dos últimos para Cuarón, que se encargó además del guion del filme.

Cuatro premios para Roma de los siete a los que optaba, frente a los siete logrados por The Favourite de los 12 a los que estaba nominada.

The Favourite triunfó en las categorías de mejor actriz (Olivia Colman), mejor actriz secundaria (Rachel Weisz), mejor maquillaje y peluquería, mejor diseño de producción, mejor filme británico, mejor guion original y mejor diseño de vestuario.

Fuera de las dos grandes ganadoras de la noche, el biopic de Freddie Mercury, Bohemian Rhapsody se quedó con dos de las preciadas máscaras doradas.

Rami Malek subió al estrado para recoger el premio a mejor actor protagonista y el filme de Bryan Singer -que recientemente ha sido acusado de agresión sexual y que fue despedido del rodaje antes de que terminara- se hizo también con el premio a mejor sonido.

A Star is Born se llevó el de mejor música original, premio que fue recogido por Bradley Cooper, autor de la banda sonora junto a una ausente Lady Gaga y Lukas Nelson.

BlacKkKlansman, de Spike Lee, se alzó con el premio a mejor guion adaptado, Black Panther, con el de mejores efectos visuales, y Mahershala Ali, con el de mejor actor secundario por Green Book.

El premio a mejor montaje recayó en Vice, que solo pudo sumar un galardón en toda la velada, mientras que Spider-Man: Into the Spider-Verse se hizo con el Bafta a mejor película animada; Free Solo, con el de mejor documental; 73 Cows", con el de mejor corto británico, y Roughhouse, con el de mejor corto británico de animación.

La que se marchó con manos vacía pese a contar con siete nominaciones fue First Man, de Damien Chazelle.